jueves, 12 de abril de 2018

CHARLOTA DE FRESA GELIFICADA




La Charlota o Carlota es una tarta de origen francés. Se elabora forrando un molde de borde altos con bizcochos de soletilla, yo los he preparado caseros y los he cortado con un molde rectangular dentado.


La Charlota es un postre que se sirve en frío. Se incluye un relleno con capas de galletas que se congelan con el fin de conseguir la consistencia aproximada de un helado, aunque en mi versión no es así.

Vamos con la receta!

Ingredientes: Para los bizcochos de soletilla

2 huevos grandes o 3 pequeños
200g de azúcar blanquilla
1 vaina de vainilla
250g de harina para repostería, yo he usado una mezcla de varias que se me estaban terminando, Beiker, arroz, y Maizena.
250g de mantequilla derretida.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200ºC

Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.

En una batidora batimos los huevos junto con las semillas de la vaina de vainilla hasta que monten bien.
Añadimos la harina tamizada y mezclamos unos segundos, no mucho, que quede justo integrada.

Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos nuevamente unos 15 segundos.

Con una cuchara vamos poniendo cucharadas de masa en la bandeja dando forma alargada y como unos dos dedos de ancho, se extenderá algo, más no importa, yo repetí el proceso con cada una para que me quedaran algo anchas y gruesas.

Metemos la bandeja en el horno y horneamos durante unos 7 minutos o hasta que estén doraditas, sin llegar a quemarse.

En el molde elegido, yo usé un aro grande de emplatar de unos 20cm de diametro, cubrimos el fondo con los bizcochos, una vez estén fríos. Reservamos.

Ahora vamos a preparar el puré de fresas y lo gelificaremos.

Ingredientes: Para el puré de fresas.

800gr de fresas.
azúcar
zumo de limón
hojas de gelatina neutra. (Hacendado)


Preparación:

Con un robot de cocina trituramos las fresas, lavadas y sin tallo. 
Pasamos el puré por un colador fino o tamiz para quitar las semillas.
Lo pesamos y añadimos entre un 10-15 % de azúcar del peso total.
Añadimos el zumo de limón, unos 2gr por cada 1/2 kg de puré.
Mezclamos muy bien para integrarlo todo.

Se puede preparar el día anterior y dejar en la nevera. Si es así, lo sacamos, pesamos 600gr que es lo que necesitamos para nuestra receta, si sobra algo se puede congelar, o aprovecharlo para un batido, etc.

Lo vamos calentando, añadimos 135g de azúcar y vamos removiendo.

Mientras, en agua fría, de la nevera, hidratamos las hojas de  gelatina, para los 600g de puré de fresas necesitamos 7 hojas y media de gelatina.

Una vez bien hidratada la gelatina, escurrimos bien.

Con un termómetro de cocina tomamos la temperatura del puré, para poder añadir la gelatina debe estar entre 25ºC y 85ºC.

Añadimos y removemos bien con unas varillas.

Lo añadimos dentro de nuestro molde, sobre la base de bizcochos, dejamos un rato a temperatura ambiente y metemos a enfriar en la nevera. Ten en cuenta que si usas como yo un aro de emplatar, debes poner una bandeja, cubierta con film transparente y el aro encima, para que no escape el líquido.
Ahora vamos con la crema que cubrirá la parte superior de la tarta.

Ingredientes: Para la crema

1 cuchara de pasta de fresas de la marca Home Chef
224g de queso crema a temperatura ambiente.
115g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
360g de icing sugar sin gluten o en su defecto azúcar glas sin gluten.
1 vaina de vainilla
1 pizca de sal

Preparación:

En una batidora tipo Kitchen Aid ponemos el queso y la mantequilla y batimos unos minutos a velocidad alta.
Añadimos el icing sugar tamizado, las semillas de la vaina de vainilla y la pizca de sal y batimos unos minutos más. Mejor poner un paño húmedo cubriendo el bol para que el icing sugar no haga nube de polvo.
Añadimos la pasta de fresas y batimos hasta que esté integrado por completo, aquí si que no podemos usar fresas ya que no daría ni el sabor ni la textura que necesitamos.

Finalmente extendemos la crema sobre la capa de fresa gelificada que ya estará de la textura deseada.

Decoramos con unas fresas si lo deseamos y con los bizcochos alrededor.

Conservamos en la nevera hasta que se enfríe todo el conjunto y lo vayamos a consumir.

De verdad les digo que está tarta está riquísima, ha triunfado en casa, con los compañeros de trabajo, etc...

Buen provecho y hasta pronto!!

Dani









No hay comentarios:

Publicar un comentario