domingo, 22 de abril de 2018

ENDIVIAS GRATINADAS




Hola a tod@s!

Hoy les traigo una receta que en casa nos encanta, y que hacemos mucho. Alguien me dijo una vez que al tener bechamel, "eso no era comer verdura", pero digo yo, que  entre tomarla con bechamel y no tomarla, mejor así verdad?

Es una receta muy fácil de preparar, vamos con ella...

Ingredientes: Para 2 personas.

4 endivias hermosas
4 lonchas de pavo o jamón cocido.
queso para gratinar (yo usé grana padano)
mantequilla

Ingredientes: Para la bechamel.

1 nuez de mantequilla
2 cucharadas de harina tamizada
250ml de leche
sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

En una sartén con un fondo de mantequilla doramos las endivias.


Envolvemos cada endivia en una o dos lonchas del ingrediente elegido.


Preparamos nuestra bechamel:

En un sartén a fuego bajo, derretimos la mantequilla, añadimos un par de cucharadas de harina tamizada y rehogamos un par de minutos. 

Vamos añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover, añadimos sal, pimienta y nuez moscada.



Seguimos cocinando hasta que espese.



Vertemos la bechamel encima de las endivias.


Rallamos el queso por encima.


Horneamos a 200ºC durante 20 minutos aproximadamente, los últimos  5 con la función de gratinado.

A disfrutar!!

Hasta pronto!

Dani


miércoles, 18 de abril de 2018

MOJO DE AGUACATE


Hola a tod@s

Hoy he preparado ésta rica salsa canaria para el reto #aguacatepasion. Es Mojo canario de aguacate, una salsa que en Canarias le pònemos a casi todo, pescado, carne y con su compañera inseparable, la "papa arrugá".

Es muy fácil de preparar, sólo necesitas un robot de cocina, tipo batidora, thermomix, etc..

Los ingredientes que necesitas son:

1 cabeza de ajo
1 aguacate maduro, pero no ennegrecido 
50ml de vinagre
200ml de aove
1 manojo de perejil
1 cdta de sal

Preparación:

Pelas los dientes de ajos y trocearlos.
Metemos los ajos en una batidora y añadimos, el vinagre, la sal, el perejil y el aguacate.
Batimos hasta obtener una masa homogénea.
Añadir poco a poco el aceite, en forma de hilo, sin dejar de batir.
Comprobar que todos los ingredientes están bien triturados e integrados.

Buen provecho y hasta pronto!

Dani





jueves, 12 de abril de 2018

CHARLOTA DE FRESA GELIFICADA




La Charlota o Carlota es una tarta de origen francés. Se elabora forrando un molde de borde altos con bizcochos de soletilla, yo los he preparado caseros y los he cortado con un molde rectangular dentado.


La Charlota es un postre que se sirve en frío. Se incluye un relleno con capas de galletas que se congelan con el fin de conseguir la consistencia aproximada de un helado, aunque en mi versión no es así.

Vamos con la receta!

Ingredientes: Para los bizcochos de soletilla

2 huevos grandes o 3 pequeños
200g de azúcar blanquilla
1 vaina de vainilla
250g de harina para repostería, yo he usado una mezcla de varias que se me estaban terminando, Beiker, arroz, y Maizena.
250g de mantequilla derretida.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200ºC

Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.

En una batidora batimos los huevos junto con las semillas de la vaina de vainilla hasta que monten bien.
Añadimos la harina tamizada y mezclamos unos segundos, no mucho, que quede justo integrada.

Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos nuevamente unos 15 segundos.

Con una cuchara vamos poniendo cucharadas de masa en la bandeja dando forma alargada y como unos dos dedos de ancho, se extenderá algo, más no importa, yo repetí el proceso con cada una para que me quedaran algo anchas y gruesas.

Metemos la bandeja en el horno y horneamos durante unos 7 minutos o hasta que estén doraditas, sin llegar a quemarse.

En el molde elegido, yo usé un aro grande de emplatar de unos 20cm de diametro, cubrimos el fondo con los bizcochos, una vez estén fríos. Reservamos.

Ahora vamos a preparar el puré de fresas y lo gelificaremos.

Ingredientes: Para el puré de fresas.

800gr de fresas.
azúcar
zumo de limón
hojas de gelatina neutra. (Hacendado)


Preparación:

Con un robot de cocina trituramos las fresas, lavadas y sin tallo. 
Pasamos el puré por un colador fino o tamiz para quitar las semillas.
Lo pesamos y añadimos entre un 10-15 % de azúcar del peso total.
Añadimos el zumo de limón, unos 2gr por cada 1/2 kg de puré.
Mezclamos muy bien para integrarlo todo.

Se puede preparar el día anterior y dejar en la nevera. Si es así, lo sacamos, pesamos 600gr que es lo que necesitamos para nuestra receta, si sobra algo se puede congelar, o aprovecharlo para un batido, etc.

Lo vamos calentando, añadimos 135g de azúcar y vamos removiendo.

Mientras, en agua fría, de la nevera, hidratamos las hojas de  gelatina, para los 600g de puré de fresas necesitamos 7 hojas y media de gelatina.

Una vez bien hidratada la gelatina, escurrimos bien.

Con un termómetro de cocina tomamos la temperatura del puré, para poder añadir la gelatina debe estar entre 25ºC y 85ºC.

Añadimos y removemos bien con unas varillas.

Lo añadimos dentro de nuestro molde, sobre la base de bizcochos, dejamos un rato a temperatura ambiente y metemos a enfriar en la nevera. Ten en cuenta que si usas como yo un aro de emplatar, debes poner una bandeja, cubierta con film transparente y el aro encima, para que no escape el líquido.
Ahora vamos con la crema que cubrirá la parte superior de la tarta.

Ingredientes: Para la crema

1 cuchara de pasta de fresas de la marca Home Chef
224g de queso crema a temperatura ambiente.
115g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
360g de icing sugar sin gluten o en su defecto azúcar glas sin gluten.
1 vaina de vainilla
1 pizca de sal

Preparación:

En una batidora tipo Kitchen Aid ponemos el queso y la mantequilla y batimos unos minutos a velocidad alta.
Añadimos el icing sugar tamizado, las semillas de la vaina de vainilla y la pizca de sal y batimos unos minutos más. Mejor poner un paño húmedo cubriendo el bol para que el icing sugar no haga nube de polvo.
Añadimos la pasta de fresas y batimos hasta que esté integrado por completo, aquí si que no podemos usar fresas ya que no daría ni el sabor ni la textura que necesitamos.

Finalmente extendemos la crema sobre la capa de fresa gelificada que ya estará de la textura deseada.

Decoramos con unas fresas si lo deseamos y con los bizcochos alrededor.

Conservamos en la nevera hasta que se enfríe todo el conjunto y lo vayamos a consumir.

De verdad les digo que está tarta está riquísima, ha triunfado en casa, con los compañeros de trabajo, etc...

Buen provecho y hasta pronto!!

Dani









domingo, 8 de abril de 2018

BRAZO RELLENO DE CREMA DE QUESO Y FRAMBUESAS


Tres teorías explican el origen e historia del nombre “brazo de gitano”

Mucho se ha especulado sobre el origen del brazo de gitano para referirse al pastel de masa enrollada y relleno de diferentes dulces. Hasta el momento, tenemos hasta tres teorías sobre ello pero ninguna de éstas se ha confirmado como definitiva. Lo cierto es que todas parecen igual de válidas o, al menos curiosas.
La versión más extendida cuenta que entre el año 1800 y mediados de los años 50 recorrían las pastelerías los artesanos caldereros -profesionales de reparación y mantenimiento de calderas- cuya etnia predominante era la gitana, ofreciendo sus servicios. Estos artesanos eran especialistas en trabajar cobre batido, forja o laminación y de él fabricaban ollas, cazos, moldes y utensilios varios de cocina.
Una vez prestados sus servicios a los pasteleros recibían, además de una compensación económica, algún trozo sobrante de pastel del día. Estos trozos eran enrollados previamente por los pasteleros en una plancha de bizcocho. Y, para llevárselos, los caldereros apoyaban el cilindro de recortes en su brazo mientras los operarios de las pastelerías exclamaban “qué bien queda el pastel en el brazo del gitano”. Este hecho llegó a popularizarse tanto que comenzaron a producir este tipo de bizcochos llamándoles brazo de gitano.
Existe, a la vez, una segunda versión. Ésta explica que el nombre de este popular bizcocho se debe a que su forma enrollada y larga deja a la vista la parte más oscura -debido al tostado– del brazo de gitano, muy semejante al color oscuro de piel de los gitanos. Además, si este bizcocho se decora con cerezas escarchadas y merengue, recuerda a la manga del típico vestido que lucían las gitanas en las fiestas. Por este motivo en ciertos lugares también se le conoce popularmente como “manga de gitana”.

Finalmente tenemos una tercera versión algo diferente pero no menos curiosa. Cuentan que el nombre proviene de un monje berciano de la edad media que recorrió medio mundo hasta que llegó a un monasterio egipcio donde descubrió este postre. Enamorado de él, lo llevó a España para servirlo a la reina. En un primer momento y debido a su origen se llamó “Brazo egipciano”. Pero ya conocemos un poco el humor español y la semejanza fonética de brazo egipciano con brazo gitano -quien mal entiende mal responde- y así fue como empezó, cuentan, a llamarse así. Dicen que el tener la cobertura de chocolate y su parecido con la piel de un gitano, ayudó a ganar este nombre.
Sea cual sea la versión correcta, se trata de un pastel delicioso que ha llenado de felicidad cantidad infinita de mesas en los postres y cuyo nombre seguirá, sin duda, generando todo tipo de especulaciones sobre el origen del brazo de gitano y de por qué se llama así.

Ingredientes: Para el brazo.
120g de azúcar
120g de harina Mix Dolci de Schär
4 huevos
Preparación: Pincha en ÉSTE enlace.
Ingredientes: Para la crema.
125g de frambuesas frescas, o en su defecto pasta de frambuesas de la marca Home Chef.
224g de queso crema a temperatura ambiente.
115g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
360g de icing sugar sin gluten.
1 vaina de vainilla.
1 pizca de sal.
Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar nuestro puré de frambuesas, para ello ponemos las frambuesas en la batidora y trituramos durante unos segundos. Reservamos.
En una batidora tipo Kitchen Aid o similar, ponemos el queso y la mantequilla y batimos durante unos minutos a velocidad alta.
Añadimos el icing sugar tamizado, las semillas de la vainilla, la sal y batimos durante unos minutos más.
Añadimos el puré de frambuesas y batimos hasta que esté integrado por completo.
Desenrollamos el brazo una vez frío, rellenamos con la crema y volvemos a enrollar.
Finalmente decoramos con azúcar glass, frambuesas y algunas hojas de menta fresca.
Buen provecho y hasta pronto!

Dani

NOTA: El texto de éste post es de www.brazodegitano.com