lunes, 10 de abril de 2017

Brazo de gitano relleno de lemond curd


Ingredientes: (Para el bizcocho genovés)

120g de harina mix dolci de Schär
120g de azúcar
4 huevos

(La proporción para éste bizcocho es siempre la misma 30g harina 30g de azúcar, 1 huevo)

Precalentamos nuestro horno a 200ºC

Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.

Para preparar el bizcocho, separamos las claras de las yemas, montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y batimos con las varillas hasta que esté todo bien incorporado, vamos añadiendo la harina tamizada y mezclando hasta que esté totalmente incorporada,

Vamos añadiendo las claras montadas a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no se baje el punto de nieve y nuestro bizcocho quede esponjoso.

Vertemos la mezcla sobre la bandeja de horno y extendemos la masa formando un rectángulo.

Horneamos durante 12-15 minutos.

Una vez horneado lo enrollamos con el papel de horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
Una vez frío lo desenrollamos  y rellenamos.

Finalmente volvemos a enrollar mientras despegamos del papel con cuidado, espolvoreamos con azúcar glas.

En ésta ocasión lo he rellenado de lemond curd, pero puedes rellenarlo de nata, trufa, bañado en chocolate, etc...

Para preparar el lemond curd:

6 yemas de huevo
El zumo de 3 limones
150gr de azúcar
125gr de mantequilla

En un bol batimos las yemas con el azúcar y el zumo de limón.
Ponemos la mezcla en un cazo y calentamos a fuego medio, sin para de remover hasta que espese, sin que llegue a hervir.

Una vez que ha espesado retiramos del fuego y añadimos la mantequilla en cubitos, removiendo hasta que esté totalmente incorporada.

Cubrimos con papel film, pegado a la crema para que no cree costra y dejamos enfriar por completo.

Una vez frio se conserva en la nevera unos 15 días.

NOTA: Si lo quieres con un sabor extra a limón añade la ralladura de 2 de los limones después de incorporar la mantequilla.

Buen provecho!!


domingo, 9 de abril de 2017

Mi Victoria sandwich


Aquí les dejo mi versión del Victoria Sponge cake o Victoria sandwich, con una rica mermelada casera de fresas que ahora están en temporada, he de decir que los comensales quedaron encantados, la hice para una comida familiar con mi familia y la familia de mi pareja y no notaban la diferencia, me decían "toodo" el rato "pero si no parece sin gluten" jajaj, y he de reconocer que eso me encanta :)

Ánimo, es muy fácil de hacer!!

Ingredientes:

100ml de aceite de oliva suave
200g de azúcar
3 huevos
200gr de harina para repostería sin gluten (yo mix Dolci de Schär)
1 sobre doble de gasificante hacendado
120ml de leche semidesnatada
1 vaina de vainilla

200ml de nata para montar
50gr de azúcar glas

200gr de fresas o fresones
200gr de azúcar
10gr de gelatina neutra en polvo


Preparación:

Precalentamos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo.

Con unas varillas de mano, vamos incorporando en un bol los ingredientes según el orden indicado, y batimos cada vez que incorporamos un nuevo ingrediente. La harina y el gasificante es mejor tamizarlos antes.

Yo he repartido la mezcla en dos moldes desmontables de 20cm cada uno, pero si quieres hacerlo en un molde sólo tienes que partir el bizcocho a la mitad una vez éste frio.

Hornea durante 25-30 minutos o hasta que al pincharlo en el centro, el pincho salga limpio.

Deja reposar unos 10 minutos sobre una rejilla, desmolda y deja enfriar completamente.

La mermelada casera de fresas yo la preparo siempre el día antes, ya que debe estar fría para ponerla luego sobre la nata montada.

En un cazo a fuego bajo ponemos las fresas cortadas por la mitad junto con el azúcar y vamos removiendo con unas varillas hasta que el azúcar se disuelva por completo, una vez tengamos las fresas pochaditas añadimos la gelatina y removemos rápidamente hasta disolverla bien.

Retiramos del fuego, pasamos a un bol y dejamos enfriar por completo antes de guardar en la nevera.

Para que la nata monte bien, guarda en el congelador previamente el bol de la batidora junto con las varillas, y la nata conservala en la nevera, debe estar muy fría.

Bate a velocidad alta, y cuando la nata empiece a ganar en volumen, empieza a echar el azúcar glas, sigue batiendo hasta que quede bien montada.

Dispon uno de los bizcochos en la base de tarta elegida, vierte la nata montada y con una espátula distribuye bien por todo el bizcocho, dejando los bordes mas altos que el centro.

Pon cucharadas de la mermelada de fresas al gusto, por encima, cubriendo toda la nata y cubre con el otro bizcocho.

Finalmente espolvorea azúcar glas por toda la superficie y decora con una fresa cortada por la mitad, y porque no con otros frutos rojos que tengas en casa.

Buen provecho!!