jueves, 20 de octubre de 2016

Mini tartaletas de natillas y arándanos.



Las tartaletas rellenas de crema pastelera y fruta son mi debilidad, en ésta ocasión he optado por rellenarlas de natillas, además no he querido pasar mucho tiempo en la cocina, por lo que he usado natillas de vainilla del mercadona, de hacendado. Lo que si he hecho es la masa quebrada para las tartaletas, he usado en ésta ocasión la harina Ceresin, pero puedes usar, beiker, proceli, etc. ó si quieres ahorrarte hacerlas puedes usar la que venden ya lista para usar.

Ingredientes:

200g de harina Ceresin
75g de mantequilla
85g de agua

Metemos todos los ingredientes en el bol de la amasadora y con el gancho amasamos hasta conseguir unas migas parecidas al pan rallado.

Volcamos sobre papel film y con las manos hacemos una bola y forramos con el papel, metemos en la nevera durante 1 hora.

Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 200ºC,  sacamos y estiramos la masa entre dos papeles de horno, seguidamente marcamos con un cortador dentado, levantamos con una éstátula y ponemos sobre el hueco de la bandeja para cupcakes que habremos engrasado previamente, y con ayuda de un rodillo bajamos, finalmente con los dedos amoldamos al hueco con cuidado de no romper la masa.

Con ayuda de un tenedor o punzón hacemos agujeros en el fondo de cada tartaleta...



 Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y horneamos durante 15 minutos,  dejamos enfriar unos 5 minutos, y volcamos con cuidado las tartaletas a una rejilla hasta que enfríen por completo.








Rellenamos con las natillas, decoramos con arándanos o nuestra fruta preferida o una combinación de ellas.

A disfrutar!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario