miércoles, 11 de mayo de 2016

Pan con mezcla de harinas, semillas y sirope de Agave.



Ingredientes:

200 g de harina Proceli.
200 g de harina Mix B de Schar.
50 g de Harina de Arroz integral.
 50 g de harina Mix Brot de Schar.
300g de Agua 
160g de leche (también puede ser todo agua o todo leche)
10 gr de Levadura fresca o una cucharadita de levadura de panadero granulada.
40 gr de Aceite de Oliva Virgen Extra
1 Huevo
1 cucharada (15ml) de sirope de Agave ó miel, ó unacucharadita (5ml) de azúcar.
5 gr de Sal
Mezcla de semillas sin gluten (sésamo, pipas, calabaza, chia, etc..) al gusto.

Preparación:

En un bol mezclamos las harinas, y la sal (reservamos).

En un robot de cocina tipo thermomix o similar añadimos los ingredientes líquidos (excepto el huevo) y ponemos 1 minuto, 37ºC, velocidad 1 (si usamos miel ó azúcar tambien la añadimos en éste paso).

Echamos la levadura y batimos unos segundos a velocidad 5.

Añadimos el huevo y batimos de nuevo a velocidad 5.

Dejamos unos minutos para que la levadura espume y mientras tanto ponemos el horno a precalentar a 50ºC.

Añadimos las harinas a los líquidos de golpe y amasamos 3 minutos en velocidad espiga.

Pasamos a la panera o a un molde de plum cake que tengamos, si no es de silicona, mejor forramos con papel de hornear.
Alisamos la superficie con una espátula o con las manos mojadas.



Con un cuchillo afilado hacemos greña al pan, haciéndole un corte no muy profundo en la superficie, y disponemos las semillas por encima, también podemos poner semillas dentro de la masa, en éste caso, previamente  las mezclamos con las harinas!

Una vez el horno a alcanzado la temperatura indicada, lo apagamos, introducimos nuestro molde y dejamos una media hora para que leve.

Pasado el tiempo, sacamos el molde del horno y lo precalentamos a 200ºC.


Introducimos nuevamente la panera, cerrada, en el horno durante 50-55 minutos.

Una vez termine el tiempo de horneado, yo apago el horno y dejo el pan dentro del horno con la puerta del horno entre abierta durante unos minutos más.

Inmediatamente y con cuidado de no quemarnos, pasamos el pan a una rejilla y dejamos que se enfríe por completo.

Luego lo podemos cortar en rebanadas y congelar lo que no vayamos a comer ese día.

Ésta riquísimo!!, Buen provecho!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario